EPERIT

Formación online en ciberdelincuencia

Formación online en ciberdelincuencia

Las tecnologías se han vuelto omnipresente en los últimos años. Esto ha generado nuevos espacios de interacción, pero también nuevas formas de hacer el mal y delinquir. Si quieres formarte en esto y estar actualizado, a continuación te presentamos la formación online en ciberdelincuencia que traemos este mes desde EPERIT.

Formación online en ciberdelincuencia: ¿En qué consiste?

Es un curso online de aproximadamente dos horas en el que se hablará principalmente sobre la legislación en materia de ciberdelincuencia y sobre casos prácticos. La docente de este curso será Sara Antúnez. Ella es abogada ciber-penalista, profesora de la Universidad Franciso Vitoria en Madrid y presidenta de StopHaters.

El curso se realizará el 23 de mayo a las 12:00h y quedará grabado para que se pueda ver en diferido si no se puede ver en directo.

Dicho esto, vamos a la cuestión más importante ¿Cómo me apunto al curso?

Acceso a la formación online en ciberdelicuencia

Para poder acceder a esta formación es necesario suscribirse a la membresía de EPERIT. ¿Qué es eso? A continuación te lo explicamos todo.

EPERIT realiza divulgación científica y formación en materia de psicología jurídica, forense y victimología a través de la plataforma PATREON. Hay 3 suscripciones:

  • La base: Contenido imprescindible para los/las psicológos/as forenses.
  • La herramienta: en el que se accede a contenido científico exclusivo (artículos, estudios, protocolos, etc).
  • La especialidad: En esta suscripción puedes acceder a cursos y talleres realizados todos los meses, así como reuniones mensuales y supervisiones periciales, etc.

Este mes, se imparte la formación en ciberdelicuencia. Por lo tanto, si quieres acceder a este curso has de suscribirte a la “especialidad”. Una vez suscrita, se realiza el mismo pago todos los meses y tienes acceso a toda la formación disponible. Además, puedes cancelar la suscripción cuando quieras.

Si estás interesado/a en suscribirte a cualquiera de las suscripciones puedes tener más información sobre cada una de ellas y su precio desde pinchando aquí.

Es importante estar actualizado y EPERIT lo sabe. Por ello, cada mes se realiza formaciones con temas actuales. Si quieres ver sobre qué han tratado las formaciones anteriores puedes acceder desde aquí. Esta formación online en ciberdelincuencia es una oportunidad para acercarte a la actualidad, y al futuro que está por venir.

EPERIT es un equipo de psicólogos jurídicos, forenses y sanitarios actualizados y con mucha vocación por su trabajo. Los servicios que ofrecemos son: Peritajes, contraperitajes, supervisiones periciales, mediación, terapia y atención victimológica online. Además, ofrecemos formación a través de cursos y prácticas en nuestra plataforma de formación especializada en Patreon. También hacemos divulgación por este blog y por redes sociales.

Autora: Celia Gavilán, psicóloga forense en formación y responsable de comunicación científica en EPERIT.

Peritaje psicológico guardia y custodia

Peritaje psicológico guardia y custodia

Un peritaje psicológico de guardia y custodia se lleva a cabo en el ámbito del derecho de familia. Actualmente es muy común que se pidan estos peritajes. Por ello, a continuación te hablamos de qué es un peritaje psicológico forense, qué es la guardia y custodia y sobre el proceso de evaluación en estos casos. 

¿Qué es un peritaje psicológico forense?

Un peritaje psicológico forense es un proceso de evaluación psicológica que se lleva a cabo en el ámbito judicial. De esta evaluación se obtiene un informe pericial, que, si está realizado correctamente, sirve como prueba jurídica y científica. Si quieres saber más sobre esto, pincha aquí.

Además, los peritajes psicológicos pueden llevarse a cabo en multitud de situaciones. Por ejemplo, en el derecho penal, se suelen pedir peritajes para determinar daño psicológico, imputabilidad, credibilidad del testimonio, etc. Se pueden realizar peritajes psicológicos por ejemplo en casos de acoso laboral (si quieres saber más pincha aquí) o en casos de acoso escolar (si quieres saber más pincha aquí). 

Hecha esta introducción, vamos a hablar de lo que nos concierne en este artículo: El peritaje psicológico de guardia y custodia. 

Peritaje psicológico guardia y custodia

La guardia y custodia se define como el derecho a cuidar y asistir a los hijos. Esta puede ser compartida, pueden tenerla alguno de los progenitores, o que la tenga otra persona. 

En los peritajes psicológicos de guardia y custodia, el objetivo fundamental es conseguir el bienestar de los menores, es decir, en todo momento se ha de pensar en el interés del menor. Esto es superior a cualquier cosa, y siempre se hará lo mejor para ellos. 

¿Qué cosas evalúa el psicólogo forense para decidir (y recomendar al juez) qué tipo de guardia y custodia es mejor para el menor?

De forma general, lo que se busca evaluar son las competencias parentales. Sin embargo, siendo más específicos, podemos decir que se evalúan multitud de cosas en un peritaje psicológico de guardia y custodia:

  • Rasgos de personalidad que pueden afectar al cuidado de los hijos, como la adaptación al cambio, impulsividad, tolerancia a la frustración, etc. También se puede detectar trastornos psicológicos. 
  • El estilo educativo y de crianza, es decir, cómo cada progenitor educa a sus hijos. También es importante ver si hay muchas diferencias en el estilo de crianza entre ambos progenitores. 
  • Las habilidades comunicativas entre los progenitores, y también con sus hijos. 
  • Adaptación de los hijos a la situación de divorcio y a todos los cambios que conlleva, para poder hacernos una idea del nivel de bienestar que tiene el menor. 
  • La dinámica familiar, es decir, el grado de conflictividad entre los progenitores y también hasta qué punto eso está influyendo (o podría influir) en el bienestar del menor. 
  • Contexto socioambiental, es decir, aspectos que no son psicológicos, como por ejemplo, dónde va a vivir cada progenitor y a qué distancia está del centro educativo del menor, la disponibilidad horaria que tendría cada progenitor para el cuidado, recursos económicos, etc. Estos aspectos son importantes a la hora de recomendar un tipo de custodia u otro. 

Pero, ¿Y cómo es el proceso de evaluación? Te lo contamos a continuación. 

En principio, en un peritaje psicológico de guardia y custodia, ha de evaluarse todo el núcleo familiar, y por lo tanto, a ambos progenitores. No obstante, se puede dar el caso de que uno de los dos no quiera someterse a evaluación.

 En esa situación, la evaluación seguiría su curso, evaluando sólo al otro progenitor, aunque sin llegar a poder determinar con certeza qué custodia es mejor, sólo se hablaría de las competencias parentales del progenitor evaluado. Además de evaluar a los progenitores y los familiares que sean necesarios en cada caso, también se ha de evaluar al menor siempre que sea posible. 

Todas las personas evaluadas serán entrevistadas y tendrán que contestar una serie de test. Además, el psicólogo también evaluará las competencias de los progenitores a través de la observación. Juntando lo encontrado en la entrevista, en los tests y en la observación, el psicólogo habrá de llegar a una conclusión. 

Finalmente, el/la psicólogo/a redactará el informe, en el reflejará todo el proceso de evaluación, y será entregado a quien le ha pedido que lo haga (juez/a, abogado/a, etc).

Conclusión

Pasar por un proceso de divorcio es algo muy complicado y en muchas ocasiones los progenitores no llegan a un acuerdo en cuanto a la custodia.

 Los psicólogos forenses pueden ayudar en esta situación siempre desde una actuación profesional y científica, evaluando multitud de cosas y recomendando una opción al juez, que es la persona que finalmente decide. 

Los psicólogos forenses en estos casos, siempre han de actuar buscando lo mejor para los menores, que son aquellos que, con demasiada frecuencia, sufren las consecuencias del divorcio. 

EPERIT es un equipo de psicólogos jurídicos, forenses y sanitarios actualizados y con mucha vocación por su trabajo. Los servicios que ofrecemos son: Peritajes, contraperitajes, supervisiones periciales, mediación, terapia y atención victimológica online. Además, ofrecemos formación a través de cursos y prácticas en nuestra plataforma de formación especializada en Patreon. También hacemos divulgación por este blog y por redes sociales.

Autora: Celia Gavilán, psicóloga forense en formación y responsable de comunicación científica en EPERIT.

Ley “Solo Sí es Sí” y presunción de inocencia

Ley "Solo Sí es Sí" y presunción de inocencia

La ley Orgánica 10/2022, también llamada la Ley “solo Sí es Sí” causó revuelo por varias razones, mucha gente ha hablado de esta ley. Algo que se suele decir, es que vulnera el derecho a la presunción de inocencia, ya que con que sólo las supuestas víctimas digan que no han consentido, el acusado entra a la cárcel. ¿Es esto verdad? A continuación lo analizamos, la Ley “Solo Sí es Sí” y la presunción de inocencia.

Definición de consentimiento: Fuera del ámbito jurídico

El consentimiento, de forma demasiado simple, se puede definir como el hecho que ocurre cuando dos o más personas están de acuerdo en llevar a cabo una práctica sexual de cierto modo y en cierto momento. Cuando se fuerza a una persona para llevarla a cabo no hay consentimiento. (Pérez Hernández, 2016)

Esta es la definición básica que le falta información, ya que la realidad no es tan simple. Por ello, a continuación damos más características esenciales para que se dé el consentimiento. Si no están presentes, no hay un consentimiento real (Planned Parenthood). 

  • Se tiene que estar activamente de acuerdo con esa práctica. La persona ha mostrado que claramente quiere realizar esa actividad. No se ha limitado a aceptar pasivamente lo que se le ha ofrecido.
  • Hay libertad. Si la persona está aceptando por miedo a decir que no, realmente no está consintiendo. Si hay presiones, al igual que si la persona está bajo influencias de drogas, no está eligiendo con total libertad. 
  • Hay entusiasmo, en el sentido de que hay deseo. Es decir, la persona está consintiendo algo porque realmente le gusta, lo desea, no porque “es lo que hay que hacer”. 
  • Es específico. Sí la persona ha dicho que sí a cierta actividad, no significa que quiera hacer otras cosas. 
  • Se está informado. Si para mantener una relación con una persona, o para llevarla a cabo de cierto modo, le estás ocultando información o engañando, esa persona no está consintiendo la relación. 
  • Es reversible. En todo momento puedes rectificar. 

Por otra parte, también hay que tener en cuenta factores sociales en la percepción de este consentimiento. De forma general, incluso sin darnos cuenta, al hablar de consentimiento, nos viene a la cabeza la idea de un relación heterosexual, en la que es la mujer la que debe frenar y poner límites a todo lo que los hombres quieren. De esta forma, se entiende de forma implícita que es responsabilidad de las mujeres, de manera que si como mujer no tienes fuerza de voluntad para negarte cuando no quieres algo, es tu culpa. (Pérez Hernández, 2016).

Esta concepción, claramente sexista, debe cambiar. En una relación, ambas personas tienen ciertos deseos. Y estos deberían llegar hasta lo que la otra persona quiera: “Yo deseo algo en la medida en que tú lo deseas, porque si algo a ti te produce malestar, a mi ya no me genera placer”. De esa forma, tanto hombres como mujeres deberían aceptar aquellas prácticas que ambos desean libremente. 

Siendo algo tan complejo, debería estar conceptualizado en la ley ¿No es así? A continuación pasamos a ver cómo es conceptualizado el consentimiento judicialmente.

Definición jurídica de consentimiento

No hay una definición de consentimiento en el Código Penal. Ni siquiera en la Ley “solo Sí es Sí”. Puede parecer sorprendente ¿No? 

La única definición que hay de consentimiento es en el Código Civil, haciendo referencia al acuerdo de contratos. 

En el artículo 1262 se conceptualiza de la siguiente forma: “El consentimiento se manifiesta por el concurso de la oferta y de la aceptación sobre la cosa y la causa que han de constituir el contrato.” Es decir, el consentimiento entendido como que ante un contrato, estás de acuerdo con las condiciones y con lo que se te ofrece. 

Además, es importante este otro artículo:

Artículo 1265: “Será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo.”

De esta forma, hay ciertos aspectos que invalidan el consentimiento. 

Pese a esta conceptualización de consentimiento para el derecho Civil, no hay ninguna conceptualización de consentimiento para los delitos contra la libertad sexual. Entonces, si en la Ley del “solo Sí es Sí” el consentimiento es tan central,  incluso algunas personas afirman que “demasiado” ¿Cómo es posible, sin ni siquiera una definición de consentimiento?

Después solucionaremos esta cuestión, pero antes de ello vamos a pasar a hablar del derecho a la presunción de inocencia. 

Derecho a la presunción de inocencia

El derecho a la presunción de inocencia queda recogido en el artículo 24.2 de la Constitución Española, es un derecho fundamental. Este derecho consiste en que ningún procesado puede ser considerado culpable a no ser que se demuestre en el juicio. Tiene que ser tratado como inocente hasta que se demuestre lo contrario. Puedes acceder al artículo de la Constitución clicando aquí. 

Hemos dicho que es un derecho fundamental, pero ¿Qué significa esto? Que son derechos inviolables, de una gran importancia. Y para garantizar esto, los derechos fundamentales del 14 al 29 (Se incluye el de presunción de inocencia) están protegidos. 

El hecho de que estén protegidos hace referencia a que, en el supuesto caso de que en un juicio se vulnere o se viole, puedes denunciarlo y puedes acudir al ámbito nacional, a los tribunales ordinarios y al Tribunal Constitucional. Y además, en el ámbito Internacional también puedes acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Comisión Europea y al Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas. 

Es decir, este derecho resulta muy importante y está protegido en el ámbito nacional como internacional. Posteriormente vamos a mostrar una sentencia del Tribunal Supremo de un caso, que resulta pertinente a este artículo.

Pero antes, vamos a pasar al “groso” de este artículo: El consentimiento conceptualizado en la Ley “solo Sí es Sí” y la presunción de inocencia. 

Consentimiento: Ley “solo Sí es Sí” y presunción de inocencia

El capítulo 1 de esta ley es el de agresiones sexuales. En el artículo 178.1 habla de consentimiento, sin llegar a definirlo, de la siguiente forma:

“Será castigado con la pena de prisión de uno a cuatro años, como responsable de agresión sexual, el que realice cualquier acto que atente contra la libertad sexual de otra persona sin su consentimiento. Sólo se entenderá que hay consentimiento cuando se haya manifestado libremente mediante actos que, en atención a las circunstancias del caso, expresen de manera clara la voluntad de la persona

Es decir, dice que para poder decir que ha habido consentimiento en una relación sexual, hay que valorar las acciones y las circunstancias de cada caso. De esa forma, ante un caso en el que la supuesta víctima dice que no ha consentido, y el supuesto agresor dice que sí, los jueces deberán recopilar información sobre las circunstancias del caso. Es decir, todo lo que pasó, así como valorar la credibilidad de la víctima entre otras cosas, para deducir si hubo consentimiento o no. 

Vamos a poner otro ejemplo. Imagina que han entrado a tu casa a robar. Tras denunciarlo, consiguen identificar al supuesto ladrón. Pero este afirma que tú le dejaste entrar. Ante este conflicto, los jueces deben recopilar toda la información sobre la casa, sobre lo que tenías antes y lo que tienes ahora, sobre la coartada del ladrón, etc. De esa forma, a partir de la valoración del caso individual, se podrá decir si efectivamente ha entrado en contra de tu voluntad, o le has dejado pasar.

Sería algo muy injusto que, como tú dices una cosa, y el ladrón dice otra, el juez decida archivar el caso, porque bueno, “no está esclarecido”. 

Pues esto era lo que pasaba antes en los casos denunciados de agresión sexual. Si la denunciante dice que fue agredida sexualmente, y el acusado dice que no, que fue consentido, los casos eran archivados. ¿Por qué? Porque normalmente no hay mucha más pruebas que los testimonios: Normalmente no hay testigos y no tienen por qué haber lesiones físicas/genitales. El hecho de no tener necesariamente lesiones físicas lo expliqué en un artículo (accede clicando aquí), y lo mismo pero de lesiones genitales en otro (accede clicando aquí). 

Es decir, normalmente lo que hay en esos casos son dos testimonios, el de la supuesta víctima y del agresor. Entonces, ¿Cómo podemos saber quién tiene razón? Pues lo podemos llegar a saber, si analizamos todo lo que envolvió el caso para que los jueces deduzcan si ha habido consentimiento o no.

En resumen, lo que quiere decir esta ley respecto al consentimiento es que para poder establecer si ha habido agresión sexual o no, los jueces tienen que evaluar todo los factores del caso para deducir si ha habido o no consentimiento. No dice que si la víctima dice que ha sido agredida ya el supuesto agresor es culpable sin darle el derecho a la presunción de inocencia. Lo que hace es garantizar que en los supuestos casos de agresión sexual, el procedimiento sea exactamente igual al resto de otros delitos, sin archivarlo directamente cuando hay dos testimonios contradictorios. 

A continuación vamos a analizar la sentencia que hemos mencionado anteriormente del Tribunal Supremo en un caso de este tipo, para cogerlo como ejemplo.

Ley “solo Sí es Sí y presunción de inocencia: ¿Qué dice el Tribunal Supremo

La sentencia de la que se va a hablar es la 1400/2023, a la cual se puede acceder aquí. A continuación se va a resumir la información más importante. 

El caso de esta sentencia es el siguiente: 

Una mujer, con nombre falso Fermina, se fue a Madrid desde Barcelona por cuestiones laborales junto con otros compañeros. Entre ellos estaba el procesado, Don Baltasar (nombre falso). 

En Madrid, se alojaron las mujeres en una habitación, y los hombres en otra. En una noche, salieron de fiesta algunos de estos compañeros, estando entre ellos Fermina y Baltasar. De madrugada volvieron a los alojamientos. Fermina habiendo bebido en exceso, decidió dormir junto con otros compañeros y compañeras en la habitación destinada a sus compañeros hombres porque no tenía las llaves del otro alojamiento.

Fermina se acostó a dormir en un sofá cama junto con otro compañero. Cuando Fermina estaba dormida, Baltasar decidió meterse entre ella y el otro compañero. Ese otro compañero, debido a que estaba incómodo porque eran muchos, decidió seguir durmiendo en el suelo. De esta forma Baltasar y Fermina quedaron juntos en el sofá cama, estando ella dormida. 

Baltasar le bajó los pantalones a Fermina y realizó actos sexuales estando ella semiconsciente por el sueño y por el alcohol ingerido. Ella al despertarse, se levantó, cogió un cuchillo y muy nerviosa empezó a gritarle diversas cosas, mientras él mostraba una actitud sorprendida por su reacción. El otro compañero durmiendo en el suelo fue testigo de esta fuerte reacción y los otros dos compañeros también se despertaron. Once horas después, Fermina presentaba una tasa de alcohol de 0.92 gramos de alcohol por aire espirado. 

Tras todo el proceso, Baltasar fue condenado a cuatro años y seis meses, con una orden de alejamiento y con prohibición de comunicación. Además, con seis años de libertad vigilada después de prisión y una indemnización de 6000 euros a Fermina. 

Tras esto, Baltasar recurrió al Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Es decir, queriendo que se revisara lo que se decidió para él con el fin de que lo cambiaran. Este recurso fue desestimado. 

Después, pidió recurso de casación al Tribunal Supremo, con el mismo fin. ¿Por qué? Porque desde la defensa de Baltasar consideraron que hubo diferentes infracciones y que se vulneró el derecho fundamental de presunción de inocencia. Argumentaban que la declaración de la denunciante, Fermina, no es prueba suficiente. Además, decían que por las circunstancias del caso, ella tenía que haberse dado cuenta de que Baltasar estaba en el sofá y ser consciente de lo que él estaba haciendo.

De esta manera, el Tribunal tenía que verificar si se había respetado este derecho fundamental o no. 

¿Qué “contestó” el Tribunal Supremo a esto último?

Para empezar, dijeron lo que yo ya he dicho previamente:

El consentimiento no se ha definido nunca en nuestra legislación histórica relativa a los delitos sexuales, pero, como declara la STS 23/2023, de 20 de enero, sabido es que la Ley Orgánica 10/2022, de 6 de septiembre, de garantía integral de la libertad sexual, ha definido el consentimiento en el art. 178 del Código Penal, bajo la siguiente fórmula legal: “Sólo se entenderá que hay consentimiento cuando se haya manifestado libremente mediante actos que, en atención a las circunstancias del caso, expresen de manera clara la voluntad de la persona”.

“Por actos, se han de entender todo tipo de manifestaciones o señales de la persona que va a consentir, sea verbales o no, gestuales o situacionales, pero deben de ser considerados como explícitos.”

“Aunque no se definiera el consentimiento, no significaba que, desde siempre, la jurisprudencia no entendiese que tal consentimiento era sustancial…”

“…siempre era necesaria la concurrencia de esa ausencia de consentimiento que impregna el título que abraza estos delitos, pues lo son contra la libertad sexual, que se basan naturalmente en la inexistencia de consentimiento en la prestación del mismo para llevar a cabo acciones con contenido sexual.”

“De modo que siempre se partió -y ahora también- de una inferencia: el Tribunal sentenciador extrae “en atención a las circunstancias del caso”, la existencia o no de consentimiento conforme a los elementos probatorios que “expresen de manera clara la voluntad de la persona”.

Es decir, afirman que aunque no hay una definición de consentimiento, el consentimiento es un elemento fundamental en los delitos contra la libertad sexual, ya que es lo que determina si es delito o no. Y para poder decir si hay consentimiento o no, hay que atender a los actos y circunstancias de cada caso (como dice la ley “solo sí es sí”). Y de estos actos y circunstancias, el tribunal deduce si ha habido o no consentimiento o no. 

Respecto al caso de Fermina, teniendo en cuenta todo esto, el Tribunal consideró que la declaración de Fermina era creíble, sin móviles que pudieran motivar una denuncia falsa, y siendo su versión de la historia consistente a lo largo de todo el proceso. Las declaraciones de los testigos también se tuvieron en cuenta. 

Además la reacción de la denunciante es considerada como adecuada y propia a lo ocurrido, y que la denunciante se encontraba en una situación vulnerable por el estado de alcoholemia en el que se encontraba. Por todo ello, a partir de toda la valoración de todo lo que envuelve el caso, se consideró que no había dado, ni estaba en situación, de dar un consentimiento válido. 

Ley “solo Sí es Sí” y presunción de inocencia: Conclusión

La ley “solo Sí es Sí” no vulnera el derecho a la presunción de inocencia. Lo que hace es impulsar a que desde los tribunales se esfuercen por valorar aspectos más allá de las posibles lesiones físicas, las cuáles no están casi nunca presente en los casos de agresiones sexuales. 

Las agresiones sexuales no son como popularmente se piensa. La mayoría no son hombres que fuerzan de forma muy clara a mujeres desconocidas por la calle de noche, con mucha violencia y esta se opone claramente a este hombre, lo cual le deja secuelas físicas. La mayoría de las agresiones son más complejas que eso, y lo que hace que una relación sexual sea eso y no una agresión, es que todas las personas involucradas deseen hacerla. 

Ser inocente y ser tratado como culpable es algo horrible para quien lo sufre y que no debe pasar, para ello está el derecho a la presunción de inocencia. Pero ¿Cómo tiene que ser que alguien te haya forzado a mantener una relación sexual, que te hayan tratado como un objeto y que, por no tener lesiones físicas ni testigos, nadie te crea ni se haga nada? El poner el foco en el consentimiento permite que se tengan más en cuenta a las víctimas, y que su sufrimiento no aumente más de lo inevitable y necesario. 

No hay que firmar ningún contrato para mantener una relación sexual. Sólo se debe ser respetuoso con la persona con la que quieres mantener la relación. No es complicado percibir si una persona quiere tener relaciones sexuales contigo, y en el caso de que haya dudas, siempre se puede preguntar, (sin presionar, intimidar o insistir) para saber lo que desea la otra persona. 

Los psicólogos forenses, desde esta conceptualización podemos aportar grandes cosas. Mediante los procedimientos científicos que nacen de la investigación, se puede llegar a comprobar la credibilidad de los testimonios, madurez, secuelas psicológicas, etc. Y poder así colaborar en el esclarecimiento de si ha habido o no consentimiento. Lo único que hace falta es que desde el ámbito judicial, se valore nuestra figura.

EPERIT es un equipo de psicólogos jurídicos, forenses y sanitarios actualizados y con mucha vocación por su trabajo. Los servicios que ofrecemos son: Peritajes, contraperitajes, supervisiones periciales, mediación y terapia. Además, ofrecemos formación a través de cursos y prácticas y nuestra plataforma de formación especializada en Patreon. También hacemos divulgación por este blog y por redes sociales. Cualquier comentario o duda contacta por esta página web o por redes sociales.

Autora: Celia Gavilán, psicóloga forense en formación y responsable de comunicación científica en EPERIT.

Ley “solo Sí es Sí” y presunción de inocencia: Referencias

Pérez Hernández, Y. (2016). Consentimiento sexual: un análisis con perspectiva de género. Revista Mexicana de Sociología, 78(4), 741-767. sciELO.

Peritaje psicológico en acoso escolar

Peritaje psicológico en acoso escolar

El acoso escolar o “bullying” es una problemática de la que cada vez las personas son más conscientes de su magnitud y gravedad, así como de las consecuencias desastrosas para las víctimas. Un caso de acoso escolar se puede llevar ante la ley, pero ¿Cómo se puede demostrar? A continuación te hablamos del peritaje psicológico en acoso escolar, algo fundamental en estos casos.

Acoso escolar

Antes de hablar del peritaje psicológico en el contexto judicial de estos casos, primero vamos a hablar sobre qué es el acoso escolar, cifras y consecuencias que produce. 

Según el Ministerio de Educación y FP, un 9,53% de alumnos de Primaria han sufrido acoso escolar, y un 9,2% ciberacoso. Por otra parte, según la UCM, un 6,2% de estudiantes entre cuarto de primaria y cuarto de secundaria han sido víctimas de bullying, aproximadamente 2 víctimas en cada aula de 28 alumnos. Las cifras van variando en función del estudio, pero lo que parece estar claro es que en la mayoría de las aulas mínimo hay una víctima de acoso escolar. 

Hay diversas definiciones y no es objeto de este artículo profundizar en ello. El acoso escolar o bullying se puede entender como conductas desagradables llevadas a cabo por una o varias personas con la intención de hacer daño, que se dan de forma repetida en el tiempo y que ocurren desde una posición desigual de poder. Cuando hablamos de posición desigual de poder hablamos de que en algún aspecto, físico, psicológico o social se da un desequilibrio entre el/los agresor/es, que deja a la víctima indefensa (Inglés Saura et al., 2019).

Esto si se da en el contexto escolar, o relacionado con la escuela, hablamos de acoso escolar. Sin embargo, si se da por ejemplo en actividades extraescolares que nada tienen que ver con el colegio, se podría llamar acoso entre iguales. La única diferencia es que se da en un contexto u otro, pero es lo mismo. 

Además, hay diferentes tipos de conductas de acoso que se llevan a cabo (Inglés Saura et al., 2019):

  • Verbales: están las agresiones verbales directas, como pueden ser los insultos o chantajes, pero luego están las indirectas como por ejemplo, propagar rumores falsos, burlas, apodos desagradables, sarcasmos, etc. Con estas conductas el agresor intenta destruir la autoestima de la víctima. 
  • Sociales: Estas son menos conocidas y más difíciles de identificar pero igual de dolorosas. Con las agresiones sociales lo que se pretende es aislar a la víctima del grupo de compañeros y amigos. Tales conductas podrían ser negar la palabra, ignorar, no querer jugar con la víctima, etc. 
  • Físicas: Estas agresiones tienen como fin último intimidar a la víctima, y pueden consistir en perseguirla, golpearla, empujarla, etc. Otras agresiones físicas son las económicas. Estas consisten en romper, robar o destruir objetos de la víctima. Y también se encuentran en esta categoría las agresiones sexuales, como puede ser contacto no deseado, coacciones, etc. 

Por otra parte, cuando el acoso va más allá de la presencialidad y se traslada a las redes sociales, hablamos de ciberacoso. 

La consecuencias negativas que puede causar en la víctima sufrir acoso, son muchas y es un tema amplio y complejo. Por ello, sólo se van a nombrar brevemente algunas consecuencias. 

En primer lugar, pueden desarrollar problemas de ansiedad y depresivos, la autoestima y la visión que tienen de sí mismos también se ven afectados, pueden llegar a tener estrés postraumático, el rendimiento escolar baja y también pueden tener dificultades para relacionarse con la gente. Además, el impacto no es sólo a corto plazo, sino también a largo plazo. 

En ocasiones, el acoso escolar o ciberacoso puede llevar al suicidio o a su intento. 

Dicho todo esto, vamos a pasar al tema que nos ocupa en este artículo. 

Peritaje psicológico en acoso escolar ¿Es un delito?

El acoso escolar en sí mismo no está tipificado como delito en España. Sin embargo, el acoso consiste en un conjunto de conductas las cuáles sí pueden ser entendidas como delitos, y por lo tanto, es denunciable. Algunos de los delitos que pueden ser compatibles con el acoso escolar son: 

  • De lesiones (Artículo 147)
  • De amenazas (Artículo 169)
  • De coacciones (Artículo 172)
  • De calumnias (Artículo 205)
  • De injurias (Artículo 208)
  • De agresiones sexuales a menores (Artículo181)
  • Contra la integridad moral (Artículo 173)
  • Inducción al sucidio (Artículo 143)
  • De descubrimiento y revelación de secretos (Artículo 197)
  • De pornografía infantil (Artículo 189)

Respecto al delito de pornografía cabe explicar que se entiende como este delito la producción, venta, difusión o simplemente estar en posesión de material sexual en el que un menor de edad participa en una conducta sexual bien explícita y real, o simulada. 

Además, en el caso de que profesores o personas que estén en conocimiento de la situación, no intervengan también puede llegar a ser un delito tipificado como omisión de los deberes en el artículo 450. 

Depende de cada caso particular de acoso o ciberacoso, puede ser que hayan otras conductas que puedan ser otros delitos, para ello lo mejor es poder consultar con especialistas o mínimo el código penal, el cual está disponible aquí

En el caso de que haya éxito en la denuncia de un caso de acoso escolar, las consecuencias van a depender de la edad del acosador o acosadores. Si es menor de 14 años, es inimputable, pero los padres o cuidadores tendrán que responder a lo que el juez pida. 

Si tiene entre 14 y 18 años, no puede ir a la cárcel pero sí recibirá medidas correctoras. Y en el caso de que sea mayor de 18 años es un adulto que se le juzgaría como en el resto de delitos. 

Toda esta información está muy bien, pero nos podemos encontrar ante la situación de que no hay muchas pruebas, y se puede convertir en un caso de “mi palabra contra la suya”. ¿Con el testimonio de la víctima podemos hacer algo? Un peritaje psicológico.

Peritaje psicológico en acoso escolar

En un artículo anterior explicamos lo que era el peritaje psicológico. Para resumirlo brevemente, un peritaje psicológico es un proceso de evaluación psicológica en un contexto judicial, que da como resultado un informe pericial psicológico y que sirve como prueba legal y científica. 

El peritaje psicológico sirve para hacer visible y tangible aspectos psicológicos que no lo son. El objetivo que se persigue con la evaluación pericial va a depender de lo que pida el juez, abogado, fiscal, etc. Aun así, normalmente lo que se suele perseguir con la evaluación psicológica es:

  • El estado psicológico de la víctima, es decir, si hay daño psicológico o no. 
  • Explicar su estado psicológico a partir de su historia de vida y ver si hay un nexo causal con las agresiones que relata. Es decir, poder establecer si el daño psicológico que pueda tener se debe al acoso sufrido. 
  • Credibilidad del testimonio. Esto significa evaluar si el testimonio es creíble o no. 

El peritaje psicológico debe llevarse a cabo por un psicólogo forense. El proceso de evaluación va a consistir en una entrevista, que va a ser diferente en función del aspecto a evaluar. Posteriormente, se deberían aplicar pruebas psicométricas (cuestionarios), primero de psicopatología general (como el SENA), después pruebas más específicas si lo consideramos necesario o incluso propias del acoso escolar para detectarlo. Aquí te dejo un artículo que trata sobre pruebas psicométricas del acoso escolar. 

Peritaje psicológico en acoso escolar: Conclusión

Muchas víctimas no cuentan lo que les está pasando, e incluso si lo cuentan, los progenitores es posible que no sepan qué hacer. Una opción, si el acoso está yendo demasiado lejos y nadie está actuando es denunciarlo. Es posible hacerlo y mediante un peritaje psicológico se puede demostrar ese acoso. 

Aunque popularmente se ha pensado que el acoso escolar no era algo serio, lo es, y debe ser penado, está pasada de moda la idea de que es cosa de niños. De igual forma, también está pasada la moda la idea de que eso de que el daño psicológico no es real, la evaluación psicológica permite refutar esa idea. 

EPERIT es un equipo de psicólogos jurídicos, forenses y sanitarios actualizados y con mucha vocación por su trabajo. Los servicios que ofrecemos son: Peritajes, contraperitajes, supervisiones periciales, mediación y terapia. Además, ofrecemos formación a través de cursos y prácticas y nuestra plataforma de formación especializada en Patreon. También hacemos divulgación por este blog y por redes sociales. Cualquier comentario o duda contacta por esta página web o por redes sociales.

Autora: Celia Gavilán, psicóloga forense en formación y responsable de comunicación científica en EPERIT.

Inglés Saura, C. J., Ruiz-Esteban, C., y Torregrosa, M. S. (Eds.). (2019). Manual para psicólogos educativos. Pirámide.

Peritaje psicológico en acoso laboral

peritaje psicológico en acoso laboral

Los peritajes psicológicos son evaluaciones psicológicas que se realizan en un contexto judicial. Además, se redacta un informe que refleja todo el proceso de evaluación, y que sirve como prueba. En el blog de EPERIT ya hablamos sobre ello anteriormente, si quieres leerlo completo sólo tienes que pinchar aquí. Los peritajes psicológicos se pueden realizar en multitud de casos, entre ellos, en casos de acoso laboral. Por ello, en el siguiente artículo, vamos a hablar del peritaje psicológico en acoso laboral. 

Acoso laboral: ¿Qué es?

El acoso laboral se define como los sucesos que ocurren de forma sistemática y continuada, en los que una persona experimenta diversos ataques por parte de otros en circunstancias de trabajo y que ponen en riesgo la salud de la persona que lo sufre. (Alcover, 2015)

Dentro del acoso laboral, pueden darse diversas formas de ataque, como medidas organizacionales, entre ellas está el no asignarle tareas, asignarle tareas que no le corresponden, o sobrecarga de trabajo, etc. También puede ser ataques a su interacción con sus compañeros, generando aislamiento por ejemplo. Ataques a la vida personal de la víctima, juzgando aspectos personales. Y otra forma de ataque puede ser la difusión de rumores, u otras más “graves” como agresiones verbales (insultos), físicas o acoso sexual. (Alcover, 2015)

El acoso laboral puede darse por parte de superiores, o por parte de compañeros. De igual forma, el acoso laboral suele tener consecuencias negativas en la víctima:

  • Físicas: problemas gastrointestinales, dolores y tensión muscular, dolores de cabeza, insomnio, etc. 
  • Psicológicas: Menor bienestar, pérdida de concentración, reducción de confianza y autoestima, ansiedad, depresión, síntomas de estrés postraumático, etc. 
  • Relaciones sociales: Las relaciones en el trabajo pueden empeorar, pero no sólo en ese ámbito, sino que en la vida personal de la víctima también pueden verse deterioradas. 
  • Laborales: Reducción de la satisfacción en el trabajo y rendimiento, abandono en la empresa e incluso retirada permanente de la actividad laboral. 

Peritaje psicológico en acoso laboral

Como ya se ha visto, el acoso laboral es algo serio, y denunciable. En muchas ocasiones las víctimas no denuncian por diversos motivos. Puede ser por miedo a las represalias, por miedo a iniciar un procedimiento judicial, por el miedo a que no salga bien, etc. 

Desde la psicología forense, podemos eliminar uno de esos miedos: “¿Y cómo voy a demostrarlo?” Esto suele ser una preocupación frecuente. Sin embargo, los peritajes psicológicos sirven para ello, para hacer visible lo invisible, para mostrar algo intangible, como es el daño psicológico. 

De esa forma, un psicólogo perito forense puede evaluar al denunciante, mediante un peritaje psicológico, el daño psicológico y si este daño es compatible y plausible con el acoso laboral que el denunciante refiere. Y como ya se ha dicho al inicio, un buen informe pericial sirve como prueba de igual forma que cualquier otra. De hecho, a la hora de tomar decisiones judiciales, se suele tener bastante en cuenta, sobre todo si no hay muchas más pruebas. 

Peritaje psicológico en acoso laboral: Conclusión

Es complicado para las víctimas, en la mayoría de los casos, denunciar la situación injusta por la que están pasando. Intervienen muchos factores, siendo uno de ellos el mito de que el daño psicológico no sirve para probar nada, minimizando el daño psicológico. 

Sin embargo, mediante los peritajes psicológicos, la psicología forense lucha contra ese mito, intentando que cada vez se tenga más en cuenta el papel de la psicología en el contexto judicial. 

EPERIT es un equipo de psicólogos jurídicos, forenses y sanitarios actualizados y con mucha vocación por su trabajo. Los servicios que ofrecemos son: Peritajes, contraperitajes, supervisiones periciales, mediación, terapia y también formación a través de cursos y prácticas. Además de eso, también hacemos divulgación por este blog y por redes sociales. Cualquier comentario o duda contacta por esta página web o por redes sociales.

Autora: Celia Gavilán, psicóloga forense en formación y responsable de comunicación científica en EPERIT.

Referencias

Alcover, C.M (2015) Introducción a la Psicología del Trabajo.
McGraw Hill. España. 468-479

Peritaje psicológico forense

peritaje psicológico EPERIT

En muchos casos judiciales nos vemos con la complicada situación de que no hay muchas pruebas que se hayan podido conseguir en el proceso de investigación. Y por desgracia, los aspectos psicológicos no se pueden usar como prueba, sobre todo porque no se pueden probar ¿O sí? Aunque suene complicado de creer, sí es posible. Para ello está el peritaje psicológico forense. 

Desde EPERIT, te hablamos a continuación sobre ello. 

¿Qué es un peritaje psicológico forense?

Un peritaje psicológico es un proceso de evaluación psicológica, y que tiene como objetivo examinar y llegar a una conclusión respecto a lo que el juez ha pedido: “El objeto pericial” (Aunque también pueden venir demandado por parte de seguros, o abogados privados)

Por ejemplo, en un caso de agresión, en el que una persona denuncia una agresión sufrida por el acusado, el juez puede pedir que se evalúe “las capacidades cognitivas y volitivas” del acusado en el momento de la agresión. Esto es evaluar si el agresor, en el momento de la agresión, tenía la capacidad de comprender lo que estaba haciendo y la capacidad de controlar sus actos. 

Cabe destacar que un peritaje psicológico, al ser un proceso de evaluación psicológica, sigue el método científico. Por lo tanto, el informe que se realiza explicando todo el proceso de evaluación, resultados y conclusiones, es una prueba científica en el contexto legal. 

Pero, ¿Todos los peritajes son iguales? Pues como en el derecho hay diferentes tipos de aplicaciones (menores, derecho civil, familiar, penal…etc.) los peritajes se van a adaptar a lo que el juez (o seguros, abogados, etc) exija en cada contexto. 

¿Qué tipos de peritajes psicológicos hay?

Aunque no vamos a profundizar sobre ello, sí que se va a mencionar de forma breve qué opciones de peritajes pueden haber. 

  • Con menores: Informes sobre características de menores, informe con alternativas para reeducación y tratamiento de menores delincuentes, etc. 
  • Derecho familiar: Informe sobre el régimen de visita y custodia más adecuado, informe sobre adopciones, sobre medidas a adoptar con los hijos, etc. 
  • Derecho civil: Evaluación para decidir sobre incapacitaciones, o sobre alteraciones y trastornos que merman la capacidad para tomar decisiones, etc. 
  • Derecho laboral: Evaluación e informe sobre secuelas psicológicas de accidentes laborales, evaluación de la simulación, etc. Con la simulación nos referimos a la “mentira” o exageración, ya que en algunos casos, desde seguros privados se contrata a un psicólogo forense para evaluar si cierto trabajador realmente necesita una baja o no.
  • Derecho penal: Evaluación del estado psicológico de las víctimas, imputabilidad, predicción del riesgo de los imputados, secuelas psicológicas etc. 

Peritaje psicológico forense: Conclusión

Un peritaje psicológico y el informe pericial que se redacta, es una prueba científica y de valor legal como cualquier otra. Es el juez quien tiene el poder para tomar la decisión final, pero en muchos casos el informe pericial psicológico es la única prueba de fuerza que hay y los jueces la tienen muy en cuenta. 

Es un mito la idea de que, por ejemplo, no se pueda probar el daño psicológico. Para ello están los psicólogos forenses, para conectar la psicología con el contexto judicial, y hacer de este sistema legal un lugar más científico y objetivo. 

EPERIT es un equipo de psicólogos jurídicos, forenses y sanitarios actualizados y con mucha vocación por su trabajo. Los servicios que ofrecemos son: Peritajes, contraperitajes, supervisiones periciales, mediación, terapia y también formación a través de cursos y prácticas. Además de eso, también hacemos divulgación por este blog y por redes sociales. Cualquier comentario o duda contacta por esta página web o por redes sociales.

Autora: Celia Gavilán, psicóloga forense en formación y responsable de comunicación científica en EPERIT.

Elaboración y redacción de informe psicológico forense penal

elaboración y redacción de informe psicológico forense penal

Taller aplicado de elaboración y redacción de informe psicológico forense penal

Si eres un profesional de la psicología jurídica y forense (o estás interesada/o en ello) y quieres especializarte en el ámbito penal, desde EPERIT ofrecemos un taller de elaboración y redacción del informe psicológico forense penal. 

Tiene un enfoque aplicado y práctico por lo que te servirá totalmente para el ámbito laboral. Además está impartido por dos grandes profesionales, si te interesa saber más te contamos a continuación. 

Docentes

Esta es la cuarta edición del taller de elaboración y redacción de informes psicológicos forense penal y se incorpora como docente Jazmine López

Ella estudió el máster en psicología forense y penitenciaria en la Universidad autónoma de Madrid. Además de psicóloga forense, es coordinadora de parentalidad y formadora.

Además, también lo impartirá Elena Flores, directora d’EPERIT, perito forense de oficio y privada, psicóloga sanitaria formada en trauma, victimóloga y profesora universitaria. 

Contenidos del taller de elaboración y redacción del informe psicológico forense penal

Hay muchos contenidos en este taller. Algunos de ellos son:

  • Diferencias del peritaje penal con respecto a otras ramas. 
  • Consideraciones éticas y contextos penales. 
  • Modelo de informe pericial y objetos de pericial más comunes. 
  • Diferencias entre evaluación de víctima y agresor
  • Metodología: entrevistas de evaluación y pruebas psicométricas. 
  • Redacción y organización del informe. 
  • Discusión de casos reales. 

Hay más contenidos que puedes consultar en redes sociales pinchando aquí

Otras características de este taller aplicado

Este taller de elaboración y redacción del informe psicológico forense penal se va a realizar el miércoles 20 de diciembre de 2023 a las 12:00h. Tiene una duración de 2 horas, se realizará a través de Google Meet y la grabación del taller estará disponible durante un mes. 

El precio del taller es de 45 euros, pero si estás suscrito en la especialidad de EPERIT House no tienes que pagar nada extra a la suscripción mensual, ya que se incluye ahí. ¿Sabes lo que es EPERIT House?

EPERIT House es un hogar virtual con documentos y formación de psicología forense, jurídica y victimología, donde cada mes se incluye contenido nuevo. Hay diferentes niveles:

  •  La opción gratuita: contenido básico, guías, protocolos, eventos, etc. 
  • La opción intermedia: Además de lo anterior se añade contenido científico propio, acceso anticipado a ciertos proyectos, etc. 
  • La especialidad: Además de lo anterior se añade charlas, talleres, cursos, supervisiones personalizadas, etc. 

Si quieres saber más sobre EPERIT House pincha aquí. También puedes saber más desde redes sociales.

Contacto

Todo lo que se hace desde EPERIT se hace con cariño y mucho esfuerzo. Si quieres inscribirte para este taller puedes hacerlo clicando aquí. En el caso de que no puedas inscribirte este año, el año que viene se sacará la siguiente edición, por lo que si estás interesada/o en saber cuándo saldrá, contacta con EPERIT a través de esta página web o redes sociales.

EPERIT es un equipo de psicólogos jurídicos, forenses y sanitarios actualizados y con mucha vocación por su trabajo. Los servicios que ofrecemos son: Peritajes, contraperitajes, supervisiones periciales, mediación, terapia y también formación a través de cursos y prácticas. Además de eso, también hacemos divulgación por este blog y por redes sociales. Cualquier comentario o duda contacta por esta página web o por redes sociales.

Autora: Celia Gavilán, psicóloga forense en formación y responsable de comunicación científica en EPERIT.

Pena de muerte y castración química: ¿Qué beneficios trae?

pena de muerte y castración química

En el mundo ocurren muchos sucesos trágicos que pueden ser incomprensibles y difíciles de procesar por las personas. Cuando ocurre algo así, es muy común escuchar a personas decir: “Deberían recibir la pena de muerte, se lo merecen” “A ese lo deberían castrar” “No sé por qué han quitado la pena de muerte, así se haría justicia”. Incluso hay personas que piensan que si siguen habiendo delitos graves, es porque no se castiga lo suficientemente duro, sin pena de muerte o castración química. Pero ¿Realmente estas penas traen beneficios para la sociedad? 

¿Dónde se realiza la pena de muerte y castración química?

Son 55 países los que tienen la pena de muerte para delitos comunes. Países como Afganistán, Cuba, Estados Unidos, Jordania…etc. Los países en los que se dieron la mayoría de las ejecuciones en 2022 fueron primero China, Irán, Arabia Saudí, Irak y Egipto. 

Por otra parte, 23 países mantienen la pena capital en la práctica para diferentes delitos, pero se podrían considerar abolicionistas en la práctica, ya que en los últimos 10 años no han ejecutado a nadie. Algunos países son Argelia, Corea del Sur, Marruecos, Rusia…etc. 

 Y en nueve países sólo se lleva a cabo ante ciertos delitos. Algunos países son Brasil,Chile, Guatemala, Perú…etc. (Amnistía Internacional, 2023)

Respecto a la castración química, son siete países donde está permitida la castración química: algunos estados de Estados Unidos, Rusia, Polonia, Corea del Sur, Indonesia, Moldavia y Estonia. (La Nación, 2022)

Empezaremos con la pena de muerte y luego con la castración química, ¿Qué evidencia hay de que la pena de muerte sirve para evitar que hayan más delitos y crímenes?

Pena de muerte: ¿Sirve?

En 2008 se hicieron diferentes preguntas a 94 criminólogos considerados expertos, sobre el efecto de disuasión para cometer más delitos causado por la pena de muerte. Además, estas preguntas también fueron hechas en 1996 a otro grupo de expertos y querían ver cuánto había cambiado la opinión. Para empezar, se encontró que no habían diferencias significativas entre las respuestas de 1996 y 2008. Y se concluyó que el consenso entre criminólogos es que la pena de muerte no añade o genera ningún efecto significativo de disuasión en el encarcelamiento a largo plazo. (Radelet y Lacock, 2009) 

En una revisión se concluyó que la literatura científica sobre si la pena de muerte sirve para disuadir no es concluyente. Además, los artículos que sí encontraron una relación significativa y fuerte tienen grandes problemas metodológicos en sus investigaciones. De esa forma, plantean que hay problemas metodológicos para su investigación y que no se puede confirmar que haya un efecto disuasorio. (Chalfin et al., 2013) 

También, en investigaciones más recientes, se ha visto por ejemplo que ni las sentencias de muerte ni las ejecuciones sirven para desalentar el homicidio o el robo con homicidio en Japón. (Muramatsu et al., 2018) 

De hecho, se ha visto que, en 11 países analizados, la abolición de la pena de muerte se relacionó (en promedio) con una reducción en los homicidios (Abdorrahman Boroumand Center, 2018). Y estudiando también las tasas de homicidios en los diferentes estados de EEUU que tienen o no tienen pena de muerte, se ve que los homicidios en los estados sin pena de muerte se ha mantenido más bajos que en los estados con pena de muerte, y la diferencia lleva aumentando desde 1990. (Death Penalty Information Center, 2022).  

Siguiendo con Estados Unidos, en 4 estados, se observó que las moratorias sobre la pena capital tampoco dieron una reducción significativa en las tasas de homicidios. (Oliphant, 2022)

Y por último, cabe mencionar una revisión actual. Afirma que la teoría de que la pena capital sirve para disuadir es inestable ya que las tasas de los crímenes muestran un apoyo muy débil, prácticamente inexistente, a la disuasión. (Capaldi, 2023) 

Castración química

La pena de muerte no funciona pero, ¿Y la castración química?

La castración química deja de ser efectiva en el momento en el que se interrumpe, ya que es un tratamiento farmacológico. Y se ha visto que sí reduce el deseo sexual siempre que se realice también un tratamiento terapéutico psicológico. Debido a ello, la castración química y la psicoterapia es necesario que sea algo consentido y aceptado por la persona. (Lee y Cho, 2013) 

Por lo que la castración química tiene más un objetivo médico, de tratamiento al delincuente. Sin embargo, la mayoría de Estados no tiene esta intención, sino más bien tienen la idea de usarla para el castigo (Forsberg y Douglas, 2016). Esto por lo tanto, plantea problemas éticos sobre el consentimiento (Pastorini et al., 2020), pero también problemas para su eficacia, ya que no es lo mismo realizar un tratamiento de forma constante porque quieres hacerlo, que hacerlo durante un tiempo porque te han obligado. 

Además, incluso si se usara con un fin médico, la evidencia es escasa y con algunos problemas metodológicos, por lo que su uso no garantiza una reducción en la reincidencia. (Suárez Moreno et al., 2018; 최관호 & 박창범, 2018; Baltodano-Calle et al., 2022) 

Además, en el caso de que genere algún efecto, éste siempre es mayor cuando se combina con psicoterapia como ya hemos dicho (Çöpür y Çöpür, 2020), ya que el deseo sexual y todo lo que eso conlleva va más allá de las hormonas. 

Conclusiones sobre la pena de muerte y castración química

Esta informacion plantea que la solución no es el castigo. Bueno, ¿La solución para qué? Si el problema es que te cuesta gestionar la ira que despierta ese criminal en ti y necesitas venganza, entonces sí es la solución. 

Pero ese no es el problema real. El problema real es que alrededor del mundo, la mayoría de sociedades están caracterizadas por mucha violencia, y que la única solución sea castigar a posteriori implica:

  • Que si una persona con impulsos sexuales desviados no viola, no lo hace porque si lo hace lo van a castigar duramente. ¿Queremos vivir en un mundo en el que si la gente no mata o viola es porque si lo hacen, van a recibir un gran castigo? Además, esto implica que en el momento en el que la persona tenga la oportunidad de hacerlo sin que nadie se entere, lo va a hacer. 
  • Y en segundo lugar, ¿Qué pasa con la víctima? En muchos casos, las víctimas no tienen un gran deseo de venganza. Entonces, ¿Qué es lo que quieren? Lo que quieren es que nunca hubiera pasado. Realmente, la pena de muerte o la castración química no solucionan ni curan el gran dolor que puede estar teniendo la víctima y sus familiares. De manera que si el problema es la cantidad de crímenes y el daño a las víctimas, el enfoque que se tiene en muchos países no es el adecuado. 

Este tema es muy complejo pero una posible solución es la educación. Pero cuando hablamos de educación, nos referimos a un concepto amplio:

  • Educación escolar: Las materias que dan, la forma en la que lo dan, las interacciones que se dan, cómo se dan, cómo se comporta la gente ante un conflicto…etc. 
  • Educación en el hogar. De nuevo, no sólo es lo que tus cuidadores dicen, sino también lo que observan de ellos, lo que experimentan y escuchan. 
  • Educación en otros entornos. Actualmente los medios de comunicación y las redes sociales son unas fuentes de información de suma importancia, y también realizan un papel educativo. Además, el grupo de iguales y comunitario también es importante. 

Las personas no sólo aprenden lo que se les dice, también aprenden lo que observan en referentes y lo que experimentan, por lo que cuando hablamos de educación, abarcamos todo ello.  

Además, en el caso de que esté fallando este proceso de socialización y educación, tienen que haber recursos para intervenir y cambiar esa situación lo más pronto posible. 

La solución planteada es mucho más complicada que simplemente castigar a posteriori ya que requiere de muchos esfuerzos y recursos. De hecho, castigar es la opción fácil cuando ya ha habido el problema y satisfacer el sentimiento de venganza. 

Sin embargo, es mucho más útil, estudiar aquellos factores que han hecho que esa persona termine como ha terminado para conseguir prevenir, que es lo que hace la investigación. Pero, ¿La sociedad está escuchando lo que las investigaciones tienen que decir?

EPERIT es un equipo de psicólogos jurídicos, forenses y sanitarios actualizados y con mucha vocación por su trabajo. Los servicios que ofrecemos son: Peritajes, contraperitajes, supervisiones periciales, mediación, terapia y también formación a través de cursos y prácticas. Además de eso, también hacemos divulgación por este blog y por redes sociales. Cualquier comentario o duda contacta por esta página web o por redes sociales.

Autora: Celia Gavilán, psicóloga forense en formación y responsable de comunicación científica en EPERIT.

Bibliografía

최관호, y 박창범. (2018). The Problems of effect of the Drug Treatment for sexual Impulse and it’s Legal Requirements. Democratic Legal Studies, 67, 117-147. Web of Science. 10.15756/dls.2018..67.117

Abdorrahman Boroumand Center. (2018). What Happens to Murder Rates when the Death Penalty is Scrapped? A Look at Eleven Countries Might Surprise You. https://www.iranrights.org/library/document/3501

Amnistía Internacional. (2023). Pena de muerte. https://www.amnesty.org/es/what-we-do/death-penalty/

Baltodano-Calle, M. J., Onton-Díaz, M., y Gonzales, G. F. (2022). Androgens, brain and androgen deprivation therapy in paraphilic disorders: A narrative review. Andrología, 54(10). Web of Science. 10.1111/and.14561

Capaldi, M. P. (2023). In Unpacking the Death Penalty in ASEAN (pp. 21-40). Springer. 10.1007/978-981-19-8840-0_2

Chalfin, A., Haviland, A. M., y Raphael, S. (2013). What Do Panel Studies Tell Us About a Deterrent Effect of Capital Punishment. Journal of Quantitative Criminology, 29(1), 5-43. Web of Science. 10.1007/s10940-012-9168-8

Çöpür, M., y Çöpür, S. (2020). Chemical Castration as an Evolving Concept: Is It a Possible Solution for Sexual Offences? The Journal of Forensic Psychiatry and Psychology. Scopus. https://doi.org/10.1080/14789949.2020.1849359

Death Penalty Information Center. (2022). Murder Rate of Death Penalty States Compared to Non-Death Penalty States. https://deathpenaltyinfo.org/facts-and-research/murder-rates/murder-rate-of-death-penalty-states-compared-to-non-death-penalty-states

.

Forsberg, L., y Douglas, T. (2016). Anti-libidinal interventions in sex offenders: Medical or correctional? Medical Law Review, 24(4), 453-473. Scopus. 10.1093/medlaw/fww003

La Nación. (2022, April 18). Castración química para violadores: qué países la permiten y en qué casos se aplica. https://www.lanacion.com.ar/el-mundo/castracion-quimica-para-violadores-que-paises-la-permiten-y-en-que-casos-se-aplica-nid18042022/

Lee, J. Y., y Cho, K. S. (2013). Chemical Castration for Sexual Offenders: Physicians’ Views. Journal of Korean Medical Science, 28(2), 171-172. Scopus. 10.3346/jkms.2013.28.2.171

Muramatsu, K., Johnson, D. T., y Yano, K. (2018). The death penalty and homicide deterrence in Japan. Punishment and Society, 20(4), 432-457. Scopus. 10.1177/1462474517706369

Oliphant, S. N. (2022). Estimating the effect of death penalty moratoriums on homicide rates using the synthetic control method. Criminology and Public Policy, 21(4), 915-944. Web of Science. 10.1111/1745-9133.12601

Pastorini, A., Mazzariol, B., Di Luca, A., y Di Luca, N. M. (2020). Chemical castration on convicted sex offenders: On a voluntary or compulsory basis? Medicine and Law, 39(4), 645-664. Scopus. https://acortar.link/RTAp0p 

Radelet, M. L., y Lacock, T. L. (2009). Do executions lower homicide rates?: The view of leading criminologists. The Journal of Criminal Law and Criminology, 99(2), 489-508. https://dpic-cdn.org/production/legacy/DeterrenceStudy2009.pdf

Suárez Moreno, V., Caballero Ñopo, P., Huamán Sánchez, K., y Reyes Puma, N. (2018). Hormonal drug therapy for sexual offenders with paraphilic disorders. Anales de la Facultad de Medicina, 79(3), 233-237. Web of Science. 10.15381/anales.v79i3.15317

LA PRUEBA PRECONSTITUIDA

Prueba preconstituida

En los juicios, las pruebas que se presentan para demostrar ciertos hechos, son presentadas durante el juicio oral. ¿Siempre es así? No, la prueba preconstituida se realiza en la fase de investigación, teóricamente al principio de la fase. ¿En qué casos se aplica? ¿Por qué? Te lo contamos a continuación. 

Prueba preconstituida ¿Qué es?

Como ya se ha dicho, esta prueba se realiza en la fase de investigación y se presenta en el juicio oral. La prueba preconstituida tiene el mismo valor como prueba que cualquier otra mientras que se realice según todos los requisitos.  

También está la prueba anticipada, lo cual no es lo mismo. La prueba anticipada sí que podría ocurrir en el juicio pero por alguna circunstancia especial se adelanta y luego se presenta en el juicio oral. Sin embargo, la prueba preconstituida se fundamenta en que necesariamente ocurre con antelación, y cuanto antes posible. 

Esto fue incluido en la Ley de Enjuiciamiento Criminal por la Ley de Protección a la Infancia y Adolescencia frente a la Violencia. (LOPIIAV)

Se aplica a personas, bien testigos o víctimas que sean menores de 14 años o que tengan discapacidad y requieran una protección y atención especial. Además, no ocurre en todos los delitos, ocurre en: delitos de homicidios, lesiones, contra la integridad moral, contra la libertad, contra la intimidad, contra la libertad sexual, trata de seres humanos, contra las relaciones familiares, relativos al ejercicio de derechos fundamentales y libertades públicas, de organizaciones y grupos criminales y de terrorismo. Pueden ser delitos leves. 

Si no son esos delitos, la declaración será de forma que siga la regla general. 

¿Cuáles son los requisitos de la prueba preconstituida?

Cuando se vaya a realizar la prueba preconstituida y por lo tanto coger la declaración del testigo/víctima, tiene que ocurrir de cierta forma. 

En primer lugar, el investigado/a será citado para que esté en el momento de la declaración. Sin embargo, si no va, la prueba puede continuar. Se supone que en el caso de que el investigado acuda, se hará lo necesario para que no se encuentre con el testigo o víctima

La prueba tiene que darse en presencia del abogado del investigado. Si no acude, se sustituirá por un abogado de oficio. 

Y por último, es necesario que la declaración sea grabada. Cuando la prueba finalice, las personas que hayan intervenido deben firmar en un acta. 

¿Por qué se aplica?

La prueba preconstituida tiene dos grandes objetivos: preservar el testimonio de forma que no se contamine y deteriore tras el paso del tiempo y todo lo que ello conlleva y el segundo, evitar la victimización secundaria. (Rey Anastasi, 2017). 

Es decir, uno de los objetivos es evitar que a la víctima se le genere más daño y sufrimiento con la repetición de la declaración de los acontecimientos y de la exposición al sistema judicial. 

Ya desde el derecho internacional y europeo se habló durante los años 80 en las Naciones Unidas de la vulnerabilidad de los menores y personas con discapacidad, lo que planteaba la necesidad de medidas especiales para estos colectivos en el sistema judicial.  (García Rodríguez, 2022, pp. 9-12) 

Por lo que, para garantizar los dos objetivos mencionados, la prueba preconstituida debe realizarse teniendo en consideración ciertos aspectos. 

Para empezar, se recomienda que la entrevista dure lo necesario, intentando que sea el menor tiempo posible. Además, esta debe ser la única toma de declaración, de manera que antes de la prueba no se tome ninguna.

En segundo lugar, la prueba la debe realizar un psicólogo/a forense, de manera que es él/ella quien trata con el testigo o víctima. Las preguntas son planteadas por parte de los abogados, aprobadas por la autoridad judicial y trasladadas al psicólogo/a. Luego se explicará las salas en las que se deben hacer estas pruebas. 

Además, debe tenerse en cuenta el estado emocional de la víctima, realizándose la prueba preconstituida en el momento adecuado.

También es importante evitar que haya un gran número de espectadores. En algunos casos se podría permitir la presencia de una persona traductora, una persona de confianza o un facilitador. En casos de discapacidad intelectual es muy necesario un facilitador judicial. Esta figura ayuda a la persona a entender y ser entendida durante el proceso judicial.  

Por último cabe decir que el soporte audiovisual debe ser de calidad para garantizar la calidad de la prueba. También es muy importante el entorno en el que se realiza la prueba, de ello se habla a continuación. 

Las cámaras o salas Gesell fueron creadas para observar a los niños sin que estos se sintieran observados, y por lo tanto, cohibidos. De esa manera, se podía ver la conducta de forma espontánea. Esta sala, consiste en dos cámaras con un espejo unidireccional, donde el testigo o víctima no ve quiénes están detrás de ese espejo. De esta forma, el psicólogo forense sería el único espectador (o uno de los pocos espectadores allí presentes) y los abogados y juez al otro lado, transmitiendo las preguntas al psicólogo/a y éste haciéndolas de la manera más adecuada para el testigo o víctima. (García Rodríguez, 2022, pp. 51-53)

Este entorno, previene la victimización secundaria y el propio Tribunal Supremo ha afirmado que es un buen recurso debido a que garantiza la espontaneidad, reduce la hostilidad del ambiente a la misma vez que permite que se realice las preguntas necesarias por las partes. (García Rodríguez, 2022, pp. 51-53)

Con las Casas Barnahus se persigue el mismo objetivo: generar un entorno amigable para la prueba preconstituida, previniendo así la victimización secundaria y garantizando un testimonio no contaminado. (García Rodríguez, 2022, pp. 54-55)

Las casas Barnahus es un recurso para casos de abusos sexuales a menores, donde los profesionales, un equipo interdisciplinar, van a un lugar amigable para el menor, a realizar la prueba preconstituida. (García Rodríguez, 2022, pp. 54-55)

Todos estos recursos tan adaptados a las víctimas vulnerables, ¿Realmente son así? ¿La teoría se lleva a la práctica?

Realidad de la prueba preconstituida

Los expertos coinciden en que el procedimiento, tal y como está planteado, es adecuado para lograr los objetivos: obtener un testimonio no contaminado y principalmente, reducir la victimización secundaria de personas vulnerables. (Casañ Llopis et al., 2017) Pero ¿Se puede llevar a cabo el procedimiento, tal y como está planteado a la práctica en nuestro sistema judicial? 

El sistema procesal español es muy ineficiente en comparación con países europeos y occidentales, además de con los países latinoamericanos. Esto ya plantea un problema general, no sólo específico para estos casos.  (Olmedo de la Calle, 2017)

En segundo lugar, es muy importante destacar que en el sistema español no existe una cultura de restauración del daño a la víctima o de siquiera respeto. Esto se puede ver cuando un denunciante tiene que declarar ante un policía, luego a uno especializado, al juez, etc (Olmedo de la Calle, 2017). Sin embargo, se ha mencionado que es fundamental que la prueba se realice de forma inmediata antes de que nadie le tome declaración a la víctima. Si no, el testimonio estará contaminado por los interrogatorios. (Rey Anastasi, 2017)

En tercer lugar, cabe mencionar la falta de medios, y la falta de interés de los ministerios de Justicia en crear salas de declaración adecuadas para la realización de la prueba preconstituida, es decir, cámaras Gesell. (Olmedo de la Calle, 2017) De hecho, para que se cumplan los objetivos es necesario que la prueba se realice en estos espacios (Rey Anastasi, 2017). Sin embargo, no hay ninguna regulación específica sobre estos espacios en la LOPIIAV, Ley en la que se hizo una reforma para incorporar la prueba preconstituida (García Rodríguez, 2022, pp. 50). Esta ley tampoco menciona las Casas Barnahus. (García Rodríguez, 2022, pp. 54)

Y por último, para que pueda darse un buen uso de la prueba es completamente necesario una buena formación a aquellos profesionales que van a realizarla. (Rey Anastasi, 2017) De ello se habla a continuación. 

Importancia de la Psicología en el sistema judicial

La psicología aporta al ámbito jurídico técnicas científicas para entrevistas basadas en el funcionamiento de la memoria, manejo de habilidades de interacción con víctimas para evitar la victimización secundaria, teoría psicológicas para entender los testimonios y secuelas, diferentes instrumentos de evaluación para valorar personalidad, simulación, aspectos cognitivos…etc. (Casañ Llopis et al., 2017)

Esto significa que el psicólogo, cuando hay que manejar una interacción con una víctima se convierte en quien tiene que guiar la toma de la declaración (Rey Anastasi, 2017). Además,  debido al estado de la víctima, es necesario que se le de una atención especializada por parte de una persona que tiene conocimientos sobre ello. (Casañ Llopis, 2017) Esta atención no sólo va a beneficiar a la víctima sino al propio sistema español porque va a permitir que los testimonios sean más reales y objetivos. 

En resumen, el psicólogo jurídico/forense es una figura que se debe tener en cuenta porque aporta una explicación científica a aquello que está sucediendo en el caso, lo que permite un mayor entendimiento. También permite una mejor relación entre la víctima y el sistema judicial y haciendo que haya un equilibrio entre las necesidades de la víctima y también las del procedimiento procesal. (Soria Verde, 2017)

EPERIT es un equipo de psicólogos jurídicos, forenses y sanitarios actualizados y con mucha vocación por su trabajo. Los servicios que ofrecemos son: Peritajes, contraperitajes, supervisiones periciales, mediación, terapia y formación a través de cursos y prácticas. Además de eso, también hacemos divulgación por este blog y por redes sociales. Cualquier comentario o duda contacta por esta página web o por redes sociales.

Bibliografía

Casañ Llopis, M. Á., Olmedo de la Calle, E., Rey Anastasi, A., y Soria Verde, M. Á. (2017). Grau, E., Carbonell E., y Cortell, M (coord.) La prueba preconstituida. Informació Psicològica, 114, 137-148.

Consejo General de la Psicología de España. (2023, April 27). Cómo realizar la prueba preconstituida desde la psicología forense. Infocop.

Contreras Fresneda, S. (2022, November 21). Declaración del menor o persona con discapacidad por un delito. Dexia Abogados. https://www.dexiaabogados.com/blog/declaracion-menor-testigo-victima-delito/ 

El principio de contradicción en Derecho, ¿en qué consiste? (2021, May 5). UNIR. https://www.unir.net/derecho/revista/principio-de-contradiccion/ 

García Rodríguez, M. J. (2022). Ventajas de la nueva regulación de la prueba preconstituida para la declaración de las víctimas menores de edad y con discapacidad necesitadas de especial atención en el proceso penal. Ministerio de Justicia.

Moral Zamorano, I. (2022, June 16). Intervención personas con discapacidad intelectual en el proceso penal. Dexia Abogados. https://www.dexiaabogados.com/blog/intervencion-personas-discapacidad-intelectual-proceso-penal/ 

Prueba Preconstituida Penal: concepto y requisitos de validez. ConceptosJurídicos.com.

Prácticas de psicología forense

Chica con el ordenador y mucho papeleo

Si te interesa la psicología forense pero no sabes cómo es realmente trabajar de ello, desde EPERIT traemos una solución: Un programa de prácticas de psicología forense. A continuación te damos más información. 

Pueden realizarlas estudiantes o graduados en Psicología. Para estudiantes de Psicología el único requisito es haber cursado la asignatura de Evaluación Psicológica. Es indiferente hace cuánto te graduaste o si actualmente trabajas en un ámbito diferente. 

Se pueden hacer varios programas en función de las necesidades del estudiante o graduado. En cualquier caso, la persona hará las tareas que hace un psicólogo forense pero supervisado por un tutor. Si quieres conocer más en profundidad qué hace exactamente un psicólogo forense, en este blog hay un artículo que lo explica. 

Debido a la información que se pueda manejar, una vez que la persona quiera empezar con el programa de prácticas deberá firmar un acuerdo de confidencialidad, además del contrato formativo.  

Opiniones de estudiantes de prácticas.

En nuestras redes sociales, por donde hacemos divulgación, diferentes alumnos/as han dado su opinión sobre las prácticas de EPERIT. ¿Qué es lo que más valoran y reseñan de las prácticas? Destacan el trabajo sobre casos reales, la cercanía entre el estudiante y el tutor/a, la flexibilidad, la actualización y especialización de los conocimientos que se aprenden.

Si te interesa todo lo dicho, contacta a través del formulario o a través de nuestras redes sociales: Linkedin o Instagram. Si quieres saber información sobre los convenios vigentes o cualquier duda, tampoco dudes en contactar, desde EPERIT te contestarán lo más rápido posible.

EPERIT es un equipo de psicólogos jurídicos y forenses, también especializados en victimología, que además de las prácticas también ofrecen otros servicios: Peritajes, contraperitajes, supervisiones periciales, mediación, terapia y divulgación por redes sociales como se ha mencionado antes, y por este blog.

Autora: Celia Gavilán, psicóloga forense en formación y responsable de comunicación científica en EPERIT.