EPERIT

Mentiras y lenguaje no-verbal

¿Cómo puedo saber si alguien me está mintiendo? Esa es una pregunta que todos hemos pensado alguna vez y que nos encantaría saber la respuesta. Desde la psicología se ha investigado sobre ello y se han difundido ideas dispares sobre esto. Por ejemplo, se piensa que el lenguaje no verbal dice mucho de las personas y que observándolo, podemos saber si alguien nos miente. ¿Es esto verdad? A continuación te hablamos sobre las mentiras y lenguaje no-verbal.

Introducción

Cuando alguien da un testimonio, es altamente probable que no esté diciendo lo que “objetivamente pasó”. Sin embargo, hay que tener en cuenta que nuestro sistema cognitivo es imperfecto, de manera que gran parte de los errores en el testimonio es posible que se den por eso. Sin embargo, cuando hay intencionalidad de ocultar o decir información falsa, hablamos de engaño. 

Por otra parte, es verdad que entre el 50-70% de los mensajes que recibimos de la comunicación viene por la comunicación no verbal. De hecho, de forma popular siempre se ha asumido que cuando alguien está mintiendo hay señales de su comportamiento no verbal que nos lo indica.

Sin embargo, esto es sentido común, y la psicología no es eso. Para poder saber la respuesta verdadera, hay que acudir a las investigaciones científicas. 

Mentiras y lenguaje no-verbal: ¿Qué dice la ciencia?

En contra de las creencias populares extensamente generalizadas la evidencia científica más actual muestra que la relación entre mostrar cierto comportamiento no verbal cuando mientes es débil, de manera que no podemos confiar en estas señales para poder determinar si alguien miente o no. De esta forma, podemos decir que hay pocas señales-no verbales que permitan identificar el engaño. 

De hecho, tanto las personas no expertas como personas que trabajan en la justicia y la seguridad tienen las mismas probabilidades de detectar el engaño que las probabilidades que proporciona el azar. 

¿Y por qué no son confiables para detectar mentiras?

Hay muchos motivos que están a la base de por qué hay muy pocas señales que puedan servir para detectar las mentiras y por lo tanto, no podemos confiar en ellas. Algunos motivos son los siguientes:

  • El hecho de que el comportamiento y los gestos varían mucho entre las personas, es decir, es prácticamente diferente para cada persona. 
  • A la hora de medir el comportamiento no verbal es complicado medirlo de manera precisa. 
  • La situación en la que se encuentra la persona que estamos evaluando determina en parte su comportamiento no verbal. Por ejemplo, si es una situación comprometida en donde la persona está nerviosa y tensa, o una situación amigable donde la persona está relajada. 
  • Comportamientos que se contagian entre personas. 
  • Estrategias que usa todo el mundo para parecer convincentes en una situación en la que se está juzgando la credibilidad. Es decir, todo el mundo quiere que sean creídos, ya sean sinceras o no, por lo que es muy probable que tanto mentirosos como no mentirosos actúen de forma similar para que no se dude de lo que dicen. 

Implicaciones de confiar en el lenguaje no-verbal

Como ya hemos dicho, pese a que no hay comportamientos no verbales que permitan distinguir entre los mentirosos y los no mentirosos, de forma popular hay ciertas creencias erróneas muy generalizadas en torno a ello. Debido a esto, las personas sobreestiman la relación entre comportamiento no verbal y el engaño, así como su capacidad para detectarlo a través de observar estas señales no verbales. 

Es de especial relevancia que ciertos profesionales de la ley y de la seguridad pueden aplicar formas de detectar la mentira por el comportamiento no verbal que se difunden por medios de comunicación y que tienen origen en las pseudociencias. Esto es peligroso, sobre todo si las conclusiones que saquen estos profesionales van a tener repercusiones debido a que son personas que toman decisiones importantes. 

Las personas siguen usando este método para detectar la mentira por los estereotipos falsos que hay en torno a cómo se comportan los mentirosos y los no mentirosos, la información falsa transmitida y la falta de conocimiento científico. Un poco de pensamiento crítico, mente abierta e interés por la divulgación científica, podría solucionar este problema.

Mentiras y lenguaje no-verbal: Referencias

Molpeceres, M.A. y Benedito, M.A. (2001). La comunicación no verbal. E. Berjano y S. Pinazo (eds.), Interacción social y comunicación (pp. 57-103). Valencia: Tirant lo Blanch.

Soria Verde, M.Á (Ed). (2021). Manual de psicología jurídica penal e investigación criminal (pp. 73-84). Pirámide. 

EPERIT es un equipo de psicólogos jurídicos, forenses y sanitarios actualizados y con mucha vocación por su trabajo. Los servicios que ofrecemos son: Peritajes, contraperitajes, supervisiones periciales, mediación, terapia y atención victimológica online. Además, ofrecemos formación a través de cursos y prácticas en nuestra plataforma de formación especializada en Patreon. También hacemos divulgación por este blog y por redes sociales.

Autora: Celia Gavilán, psicóloga forense en formación y responsable de comunicación científica en EPERIT.