EPERIT

Narcisismo

Actualmente se habla demasiado sobre narcisismo: “Mi ex era una narcisista”, “Mi jefe es un narcisista”, etc. Pero, ¿Qué muestran los estudios científicos sobre el narcisismo? ¿Es verdad lo que se comunica en redes sociales en cuanto a narcisismo? En este artículo exploramos diferentes aspectos sobre este concepto.

Narcisismo: Definición

El narcisismo se define como un rasgo de personalidad que se caracteriza por tener fantasías sobre ser “grandioso”, y por lo tanto se busca que el resto de personas lo admiren. También implica creencias de que se es mejor que el resto y que por lo tanto, puedes usar al resto para tu propio beneficio (Furnham et al., 2013; Paris, 2014; Malesza y Poland, 2020). Estas características son comunes a los dos tipos de narcisismo que hay: Narcisismo grandioso y narcisismo vulnerable. Pese a las características que comparten, tienen ciertas diferencias (Malesza y Poland, 2020): 

  • En el narcisismo grandioso sí que hay una autoestima demasiado alta, arrogancia, mucha seguridad en uno mismo, además de considerar que al ser superiores, tienen el derecho a explotar, dominar al resto de personas, de los cuales espera admiración. 
  • En el narcisismo vulnerable, la “grandiosidad” y la búsqueda de admiración por parte de las personas es una fachada, ya que realmente la persona narcisista vulnerable tiene una autoestima muy baja y una imagen negativa de sí misma. Por lo tanto, la persona fantasea con ser admirado, con ser grandioso y superior al resto. 

No hace falta aclarar que estos rasgos no parecen ser muy buenos, por lo que, ¿El narcisismo es un trastorno?

¿Personalidad normal o trastorno?

Como ya se ha dicho, el narcisismo es un rasgo de personalidad, que por sí solo no es patológico. Es decir, la personalidad de todo el mundo está formada por multitud de rasgos, y cada persona tiene mayor o menor grado de cada rasgo. Por ejemplo, todo el mundo se sitúa en un continuo de introversión-extraversión, de manera que cada persona es más o menos introvertido o extravertido. 

Eso ocurre con todos los rasgos de personalidad, incluido el narcisismo. Todo el mundo puede tener cierto grado de narcisismo, y hasta cierto punto es adaptativo (Lau y Marsee, 2012). Sin embargo, si seguimos avanzando en el grado, habiendo cada vez más “cantidad” de narcisismo, ya empieza a ser algo negativo para las relaciones sociales. Y si llega un punto que el rasgo de narcisismo es demasiado alto, hablamos de trastorno de personalidad narcisista. 

Sin embargo, el rasgo en sí mismo no es algo negativo siempre que esté presente en el grado justo. Al fin y al cabo es natural que las personas queramos ser admiradas y tener una imagen positiva de nosotros mismos. No obstante, si esto se lleva a un punto demasiado alto, deja de ser adaptativo y beneficioso para ser algo perjudicial. ¿Y por qué decimos que es perjudicial en exceso? A continuación te contamos las consecuencias que se han visto en estudios. 

Consecuencias del narcisismo desadaptativo

Se ha visto que aquellas personas con alto narcisismo (sea grandioso o vulnerable) muestran menos conductas cooperativas cuando han de hacer esfuerzos en equipo (Malesza y Poland, 2020). Además, pueden llegar a ser manipuladores en diferentes contextos (Furnham et al., 2013). 

El narcisismo también se ha visto relacionado con llevar a cabo agresiones, delincuencia y mostrar problemas para el autocontrol y regular las emociones (Lau y Marsee, 2012). 

¿Y cuál es la causa del narcisismo? ¿Qué hace que una persona sea narcisista o no?

Posibles causas del narcisismo

Se ha visto que tanto para el trastorno narcisista de la personalidad como para simplemente tener el rasgo, hay una importante influencia genética (Paris, 2014). De esta manera, una persona no puede desarrollar el trastorno narcisista de la personalidad si no nace con cierta carga genética que le predisponga a tener rasgos narcisistas. Pero, ¿eso es todo?

La realidad es que para desarrollar un trastorno de personalidad narcisista no sólo basta con genética, sino que también es muy importante la influencia del ambiente. Digamos que la genética va a hacer que se tengan ciertos rasgos narcisistas (lo cual no tiene por qué ser negativo si están presentes en su justa medida), pero la influencia del ambiente va a hacer que esos rasgos narcisistas terminen por evolucionar a un trastorno narcisista de la personalidad (Paris, 2014).

Por ejemplo, se ha visto que sufrir ciertas experiencias en la infancia, como abuso emocional, tiene relación con mostrar rasgos narcisistas en el futuro (Kircaburun et al., 2019). Sin embargo, también se incluye en influencia del ambiente influencias muchas más globales, como por ejemplo la cultura. Las culturas que defienden valores como la autonomía y libertad por encima de todo, buscar ser el mejor, centrarse en ganar y conseguir placeres, etc, es decir, culturas individualistas, favorecen una personalidad narcisista (Paris, 2014).  

Esta influencia dual (biología/genética y ambiente) no sólo ocurre con el narcisismo, ocurre con otros rasgos de personalidad, de manera que el narcisismo no es un caso especial. 

Conclusión

El narcisismo es un rasgo de personalidad que, en niveles altos resulta interpersonalmente negativo y llevado al extremo resulta en un trastorno. Sin embargo, esto no es algo excepcional, ocurre con multitud de rasgos de personalidad como por ejemplo el perfeccionismo (trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad) o la inestabilidad emocional (Trastorno límite de la personalidad). 

Además, para poder decir que alguien es narcisista o no es necesario hacer una evaluación psicológica rigurosa, es decir, no se puede identificar o diagnosticar a nadie a partir de vídeos encontrados en redes sociales, incluso aunque el autor/a sea un profesional de salud mental. 

E incluso si alguien resulta que es narcisista, ¿Qué nos aporta saber eso?, es decir, al decir que alguien es narcisista sólo estamos describiendo parte de la personalidad de alguien. Sería igual que decir “María es impulsiva” o “David es responsable”. Describir la personalidad de alguien puede servir para explicar algunas cosas, pero no lo explica todo ni es lo más importante a la hora de evaluar psicológicamente a una persona. 

Dicho esto, podemos concluir diciendo que no todo es narcisismo, y que es necesario que la población muestre una actitud crítica ante el contenido que ve en redes sociales en cuanto a este rasgo de personalidad. 

Referencias

Furnham, A., Richards, S. C., y Paullhus, D. L. (2013). The Dark Triad of Personality: A 10 Year Review. Social and Personality Psychology Compass, 7(3), 199-216. 10.1111/spc3.12018

Kircaburun, K., Jonason, P., Griffiths, M. D., Aslanargun, E., Emirtekin, E., Tosuntas, S. B., y Billieux, J. (2019). Childhood Emotional Abuse and Cyberbullying Perpetration: The Role of Dark Personality Traits. Journal of Interpersonal Violence, 1-17. 10.1177/0886260519889930

Lau, K. S.L., y Marsee, M. A. (2012). Exploring Narcissism, Psychopathy, and Machiavellianism in Youth: Examination of Associations with Antisocial Behavior and Aggression. Journal of Child and Family Studies, 22, 355-367. 10.1007/s10826-012-9586-0

Malesza, M., y Poland, W. (2020). Grandiose narcissism and vulnerable narcissism in prisoner’s dilemma game. Personality and Individual Differences, 158, 1-5. https://doi.org/10.1016/j.paid.2020.109841

Paris, J. (2014). Modernity and Narcissistic Personality Disorder. Personality Disorder: Theory, Research, and Treatment, 5(2), 220-226. 10.1037/a0028580

EPERIT es un equipo de psicólogos jurídicos, forenses y sanitarios actualizados y con mucha vocación por su trabajo. Los servicios que ofrecemos son: Peritajes, contraperitajes, supervisiones periciales, mediación, terapia y atención victimológica online. Además, ofrecemos formación a través de cursos y prácticas en nuestra plataforma de formación especializada en Patreon. También hacemos divulgación por este blog y por redes sociales.

Autora: Celia Gavilán, psicóloga forense en formación y responsable de comunicación científica en EPERIT.